La gama de los rifles semi-automáticos SXR acoge un nuevo modelo, especialmente pensado para la caza en batida con un cañón corto de 47 cm. Adaptado a las más dificiles condiciones, el sólido SXR Black Tracker es de una eficacia temible.
Discreto, posee una culata y un guardamano de nogal teñido de negro; al poseer el revestimiento Dura Touch, sus zonas de presión grantizan una manipulación fácil y segura.